domingo, 25 de noviembre de 2018

El caso Telak de Zygmunt Miloszewski

El Caso Telak es un libro que se aleja de los escenarios anglosajones más recurrentes y nos sumerge en la bellísima Varsovia. Su autor, Zigmunt Miloszewski tiene un  perfilado estilo social, no limita el argumento al plano de la investigación .  Quiere dejar constancia de la Varsovia que no aparece en las revistas de viajes.
Para mi, que el enclave de la novela fuera la espléndida ciudad centro- europea, era ya atractivo suficiente pero es que por añadidura, he encontrado una trama bien fundamentada y que se alza sobre cimientos sólidos.


Resumen del libro

«Un principio propio de Agatha Christie y un final digno de Dostoievski» (Paris Match). Una novela adictiva, ganadora del Premio Nagroda Wielkiego Kalibru (Mejor Novela Negra del Año).

Un domingo de primavera, en un antiguo monasterio de Varsovia, se celebra una terapia de grupo.


Amazon 
La tranquilidad dura poco tiempo ya que uno de los participantes aparece muerto con un asador clavado en el ojo. El fiscal Teodor Szacki asume las riendas de este «Caso Telak», que casi acabará por superarlo y que lo distraerá de la rutina de su trabajo, de las noticias de Varsovia y del mundo y de su monótono matrimonio.

Zigmunt Miloszweski
La mecánica de la terapia «de constelaciones» es el punto de partida: ¿puede alguno de los participantes haber caído preso de su propia ficción?

Mi Impresión

Durante una psicoterapia que se desarrolla a lo largo de un fin de semana,  en las instalaciones de un antiguo monasterio, uno de los participantes aparece asesinado.  Se interrumpe así el domingo en familia del fiscal Teodor Szacki. Lo que encuentra allí se aleja de sus casos habituales : peleas donde los implicados , encharcados en alcohol,  se saldan con una muerte.

Adaptación del libro al cine
Durante los interrogatorios de los participantes  en la terapia  ; Teodor no saca nada en claro. Nadie vió nada ni oyó nada. Ningún ruido ni exclamaciones de ayuda los sacaron de su sueño nocturno. La verdad es que no hay soporte para que los investigadores no crean lo que cuentan los sospechosos. No conocían previamente a la víctima, ni se conocen entre ellos.


Así que la atención del fiscal se traslada al terapeuta, organizador de la actividad.  Pero en los primeros sondeos, éste no da razones para que se le suponga más sospechoso que al resto.
Sin móvil para el asesinato, sin pruebas de las que tirar, el fiscal empieza a barajar la posibilidad de que el asesino proceda del exterior. Pero la expectativa tiene un recorrido escaso. No encaja.

Seguiremos al fiscal Szacki en los albores de la investigación cuando aún no se sabe en qué recoveco estará el vestigio a seguir . La primera senda a recorrer es  la vida del finado. Esta tarea de comprobación y descarte,  ardua y nada emocionante, puede ser la generadora de alguna pista útil .
Aún queda lejos el vértigo de la investigación. Esta fase que a los fieles del género policíaco nos atrae, tiene unos previos muy poco " vistosos".

El escritor que se incline por contar todo el proceso ha de saber tratarlo porque corre el riesgo de que, el resultado, sea un manual de criminología. Un tratado académico.
Pero no os preocupéis,   Zigmunt Miloszweski maneja bien la emoción y la intriga .

En su crónica, el escritor pone de manifiesto problemas de carácter social. Nos  habla de una clase media, a la que en nuestro entorno pertenecería un fiscal, muy empobrecida.

A través del protagonista  denuncia lo exiguo del sueldo del funcionario público, preocupado continuamente por no desequilibrar el "presupuesto". Pagar por un  café,  es algo que no puede hacer de manera habitual.
Su radiografía de la bella Varsovia es amarga. Una ciudad reconstruida con poco acierto, laberíntica y con implantes  de edificios que rompen su espléndida armonía pasada.
Y una denuncia. Ésta nada ambigua. La pervivencia en la sombra de la maquinaria del poder totalitario ,  que rigió el destino  de los polacos durante el régimen socialista implantado por la extinta URSS.


El caso Telak abre la puerta a la novela negra polaca. Otra sociedad, otras motivaciones para matar, otros escenarios... Su autor defiende que hay lugar para esta novela como hubo en su momento para la nórdica.

*Las imágenes son de la ciudad de Varsovia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario