jueves, 27 de diciembre de 2018

Yo, Julia de Santiago Posteguillo

A Santiago Posteguillo su Julia Domna, personaje estelar de su última novela,  le ha quedado desteñido. Su personalidad no va más allá de unas pinceladas que se repiten demasiadas veces en cada movimiento que le otorga a la "Augusta".
Una pena porque yo soy rendida admiradora de la Trilogía  de Escipión el Africanus de este mismo autor. No hubiera querido tener que  escribir una entrada donde Posteguillo, ganador del " rutilante" Premio Planeta, se ha quedado  rezagado en comparación con sus anteriores obras.

Resumen del libro

192 d.C. Varios hombres luchan por un imperio, pero Julia, hija de reyes, madre de césares y esposa de emperador, piensa en algo más grande: una dinastía. Roma está bajo el control de Cómodo, un emperador loco.

Planeta 
El Senado se conjura para terminar con el tirano y los gobernadores militares más poderosos podrían dar un golpe de Estado: Albino en Britania, Severo en el Danubio o Nigro en Siria. Cómodo retiene a sus esposas para evitar su rebelión y Julia, la mujer de Severo, se convierte así en rehén.

De pronto, Roma arde. Un incendio asola la ciudad. ¿Es un desastre o una oportunidad?

Santiago Posteguillo (elperiódicomediterráneo.com) 
Cinco hombres se disponen a luchar a muerte por el poder. Creen que la partida está a punto de empezar. Pero para Julia la partida ya ha empezado. Sabe que solo una mujer puede forjar una dinastía.

Mi impresión

El argumento de Yo, Julia, es una crónica que arranca en   una  Roma gobernada por Cómodo, (el mismo emperador que sale en la película Gladiator) y los sucesivos emperadores que hubo después de su asesinato. Desde Pértinax, honrado senador que encaramaron al poder, pasando por otros emperadores fugaces,  hasta el victorioso senador de Panonia Inferior, Séptimio Severo.
Así seremos testigos de los diferentes conciliábulos que los contendientes en liza ponen en juego. Batallas políticas pero sobre todo batallas libradas por las legiones  que tenían bajo su mando. Romanos contra romanos.
Y en medio de todo, Julia Domna : intrigante y ambiciosa a partes iguales .

Septimius Severus
Mi principal interés para leer el libro es que mujer encontraré detrás del mareante título de Emperatriz de la todopoderosa Roma. Y lo que voy descubriendo me parece un personaje deslavazado en emociones y con un recorrido muy limitado. Tenía en mente el resultado conseguido por Terency Moix  en su fascinante e inolvidable Cleopatra de " No digas que fué un sueño".

Julia Domna 
Éste perfilado no estaría mal para un personaje secundario, no para un papel protagonista. Otra burbuja de expectativas que estalla en la cara...
En mi humilde opinión veo unas dosis generosas de oportunismo.

Recreación actual del rostro de Julia Domna 
A nadie se le escapa que en España  queda mucho por hacer  para evitar sucesos dónde  la mujer sale malparada , cuando no muerta. Esto ha propiciado una activación más incisiva a la hora de reivindicar una mujer con derechos .
Yo Julia pareciera  que viene a aportar su granito de arena en la visibilizacion de mujeres pioneras en diversos campos, que aún hoy, yacen en el pesado sepulcro del olvido. Julia Domna consiguió distinciones que  estaban pensadas por hombres y para hombres y no para que recayeran en una mujer .

Efigie de la emperatriz Julia Domna 
Pero Posteguillo deja que la personalidad y actitud de la emperatriz se le escape de entre los dedos . Se centra demasiado en qué y cuánto hicieron los hombres de la historia por conseguír el poder y Julia Domna merece más.







2 comentarios:

  1. Un blog estupendo, eres diferente a la hora de comentar, no destripas el libro si bien tus opiniones son criticas que descubren la esencia de la novela. Gracias y continua, estare aqui para leerte.

    ResponderEliminar
  2. Me alegra mucho cuando alguien dedica un ratito a comentar alguna entrada. Sin comentarios hay veces que no tienes claro si seguir con el blog tiene algún sentido. Gracias y Feliz Año!

    ResponderEliminar