lunes, 24 de junio de 2019

La Red Púrpura de Carmen Mola

El nuevo libro de la " misteriosa" Carmen Mola me ha parecido más entretenido que el anterior La novia gitana. La Red Púrpura es ágil, mucho, pero nada recomendable para espiritus sensibles, abundan descripciones de torturas y hechos violentos.
Él plantel de personajes se repite, encontramos a Elena Blanco y su grupo especial de policías encuadrado en las siglas BAC.
En el primer libro nos dejaron con el corazón encogido cuando la inspectora descubrió que había pasado con su hijo perdido y justo ahí, retoma el hilo La Red Púrpura.
Poco más puedo adelantar de este libro porque si no habéis leído el anterior, al  estar ambas tramas tan relacionadas, os haría spoiler sí o sí.


Resumen del libro

La Brigada de Análisis de Casos, irrumpe en la vivienda de una familia de clase media y llega hasta la habitación del hijo adolescente. En la pantalla de su ordenador se confirma lo que temían: el chico está viendo una sesión snuff en directo en la que dos encapuchados torturan a una chica. Impotentes, presencian cómo el sádico espectáculo continúa hasta la muerte de la víctima de la que, de momento, no conocen el nombre.

Amazon 


¿Cuántas antes que ella habrán caído en manos de la Red Púrpura?

La BAC ha estado investigando a esta siniestra organización desde que salió a relucir en el caso de «la novia gitana». Durante meses ha recopilado información de este grupo que trafica con vídeos de violencia extrema en la Deep Web, la cara oculta de la Red. Y a lo largo de todo este tiempo, Elena Blanco ha mantenido en secreto, incluso para su compañero el subinspector Zárate, su mayor descubrimiento y temor: que la desaparición de su hijo Lucas cuando no era más que un niño pueda estar relacionada con esa trama macabra.

¿Dónde está? ¿Quién es realmente ahora? ¿Y cuáles son los límites que está dispuesta a transgredir para llegar a la verdad?

Vuelve la enigmática Carmen Mola, una autora que se niega a dar a conocer su identidad, pero que se ha convertido en el mayor fenómeno de la novela negra española de los últimos años y en un resonante éxito internacional, con una nueva entrega de la gran serie protagonizada por Elena Blanco.

Críticas...
«Lo más llamativo en torno a la elusiva Carmen Mola es que a (casi) nadie le importa un ardite quién se esconda tras ese seudónimo; lo único que de verdad cuenta es que siga publicando novelas. [...] Irrumpió hace un año en el sobrepoblado universo de la serie "negra" española con La novia gitana, un escalofriante thriller, [...] una intriga absorbente. [...] Ahora la señora (o no) Mola regresa con La red púrpura, otro thriller negrísimo que [...] gana en intriga, reflexión y cercanía emocional. [...] Sea quien sea, Mola se ha superado a sí mismo/a.»
Manuel Rodríguez Rivero, El País (Babelia)

Mi impresión

La Brigada de Análisis de Casos está agazapada esperando que comience el " evento". Están avisados que ese noche será fatídica para un ser humano : se retransmitirá  la tortura y su muerte en directo. Una panda de desaprensivos ha pagado una buena cantidad de dinero para que desde la Deep Web poder colmar sus deshumanizadas inclinaciones.


¡ Bingo! Aunque la brigada no ha podido ahorrarse la visualización de las torturas a una pobre chica y el tiempo se eterniza, la experta de informática se hace con la IP de un ordenador que está conectado en ese momento. Entran en la casa localizada súbitamente para encontrarse el aparato en la habitación de un menor que de forma incomprensible, ha pagado seis mil euros para ser espectador de semejante aberración.

Detienen al chico que empieza diciendo que el tenía noticia de esas retransmisiones pero que ni por un momento ha creído que sea de verdad todas las torturas y la muerte posterior de la víctima.

Les habla de forma vaga de que ha entrado en foros de la Red oculta, dónde se habla de muertes en directo y que le picaba la curiosidad. En estas torturas siempre sale el mismo individuo con máscara de lucha libre mexicana y su ayudante siempre son los mismos . También aporta que se llama Dimas, hasta ahí.
 Daniel a sus 17 años no cree nada de lo que la inspectora Blanco le está narrando.


Le obliga a ver las fotos del cadáver desfigurado de la chica para que entre en razón y cuente todo lo que sepa ; lo que pueda aportar para que la policía tenga un cabo del que tirar.
Con Daniel preparan una cita con el tipo al que pagó para cómodamente desde su PC, contemplar el « espectáculo».



La trampa se salda con la detención de un hombre con pinta de llevar una vida acomodada y con una retahíla bien aprendida : el no organiza nada que tenga que ver con violaciones y torturas a chicas indefensas. Su trabajo consiste en vender enlaces en la Deep Web y no se ocupa de saber con qué conectan.
Él tío se marca la chulería de decir que a lo máximo que se expone es a un delito fiscal porque no declara por esos ingresos. Como podrán comprender, cobra en negro...

Pero si que van a encontrar por dos vías muy diferentes algo con lo que empezar. Por un lado, el tal Yarum, el moroso de Hacienda, le confirma a la inspectora una especulación que el equipo de Elena y ella misma llevaban barajando desde, que, escudriñando las imágenes de la tortura, le habían llamado la atención.


El que los torturadores cogieran un instrumento amagaran con utilizarlo en la chica para luego soltarlo, si obedecía a una razón. Las torturas se " subastan". Así se escoge el tipo de daño que inflingirán. Y si, el sabía en que lugar además de timbas ilegales de póquer, se llevan a cabo.
En la timba de póquer encontrará Elena mucho más que una partida ilegal.

Por otro lado un contacto que le encontraron a la joven asesinada les acerca a una mujer que en principio es un hallazgo poco fiable, una mujer demacrado y ex heroinómana se autoproclama madre de la mejor amiga de la víctima. La mujer no sabe nada de ninguna de las dos desde que que escaparon de un centro de menores, juntas. La mujer está obsesionada con que el que fuera director de la institución, quiere acabar con su hija.



Actualmente el hombre en cuestión es un famoso político que no le hará gracia que la policía le pregunte sobre un tema tan sórdido.
Esto en cuánto a la investigación. En el equipo policial tienen sus propios problemas. Elena Blanco está actuando sin compartir con los agentes sus pesquisas , no quiere que nadie sepa la implicación de su hijo perdido en este maldito caso que está llevando a sus compañeros a que empiecen a verla con resentimiento.


No es la mujer atenta a sus necesidades ni se aviene a tener en cuenta razones de peso.

Es cierto que la autora ha conseguido una trama que te engancha y el ritmo es constante y sin bajones. Pero esta vez, confieso, que se ha atemperado mi entusiasmo por los escritos de Mola. Con La novia Gitana hice una entrada muy halagadora y ya no lo veo ni ésta ni la otra de tanto nivel. He llegado a la conclusión que esto responde a venir de leer novelas que me defraudan y me agarró cual náufrago a la primera historia que minimamente cumple con la función de entretener y que no te tome por retardada.
Pero no quiero opacar el libro. Está bien armado y su resolución es veraz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario