domingo, 30 de septiembre de 2018

La Novia Gitana de Carmen Mola

He flipado, permitirme la expresión tampoco literaria, con el libro de Carmen Mola. Un verdadero thriller, con todos elementos que los asiduos del " noir" queremos encontrar.
Cuando lo escogí, no sabía nada acerca de la polémica de que es un libro escrito bajo pseudónimo y que la negociación entre autora y  editora, se hizo a través de intercambios de correos electrónicos. Menos mal que no he sabido de estas maniobras porque seguramente, hubiera pasado de leerlo.
Saquemos pues, los fuegos artificiales largamente guardados : La Novia Gitana Sí es un thriller, Sí,  tiene un andamiaje sin grietas y ,Sí , tiene pasajes de gran crudeza que sobrecoge. El talento de Carmen Mola para elevar su primer libro al podio junto a otras grandes novelas del género policíaco, reside en una atrayente correlación de  acciones que te agarran como lect@r.

Resumen del libro

Una nueva voz con un increíble potencial, que recuerda a Dolores Redondo, Pierre Lemaitre y Luca D''Andrea.»,-Sander Knol, editor de La novia gitana en Holanda

En Madrid se mata poco», le decía al joven subinspector Ángel Zárate su mentor en la policía; «pero cuando se mata, no tiene nada que envidiarle a ninguna ciudad del mundo», podría añadir la inspectora Elena Blanco, jefa de la Brigada de Análisis de Casos, un departamento creado para resolver los crímenes más complicados y abyectos.

Susana Macaya, de padre gitano pero educada como paya, desaparece tras su fiesta de despedida de soltera. El cadáver es encontrado dos días después en la Quinta de Vista Alegre del madrileño barrio de Carabanchel.

Fuente Amazon 
Podría tratarse de un asesinato más, si no fuera por el hecho de que la víctima ha sido torturada siguiendo un ritual insólito y atroz, y de que su hermana Lara sufrió idéntica suerte siete años atrás, también en vísperas de su boda. El asesino de Lara cumple condena desde entonces, por lo que solo caben dos posibilidades: o alguien ha imitado sus métodos para matar a la hermana pequeña, o hay un inocente encarcelado.

Por eso el comisario Rentero ha decidido apartar a Zárate del caso y encargárselo a la veterana Blanco, una mujer peculiar y solitaria, amante de la grappa, el karaoke, los coches de coleccionista y las relaciones sexuales en todoterrenos. Una policía vulnerable, que se mantiene en el cuerpo para no olvidar que en su vida existe un caso pendiente, que no ha podido cerrar.

Investigar a una persona implica conocerla, descubrir sus secretos y contradicciones, su historia. En el caso de Lara y Susana, Elena Blanco debe asomarse a la vida de unos gitanos que han renunciado a sus costumbres para integrarse en la sociedad y a la de otros que no se lo perdonan, y levantar cada velo para descubrir quién pudo vengarse con tanta saña de ambas novias gitanas.

Mi impresión

El resumen de la editorial deja poco para añadir algo nuevo. Aparte de que las comparaciones son odiosas, en éste caso más. A Luca D'Andrea no lo he leído pero a los otros dos autores sí, y Carmen Mola tiene más calidad en mi opinión.
La aparición de una chica a la que han dado muerte  salvajemente, empleando un sádico método;

 se convierte en una pesadilla cuando la víctima tenía una hermana a la que, arrancaron la vida, de la misma manera y su asesino está en prisión...
La investigación recae en Elena Blanco,  Inspectora de la Brigada de Análisis de Casos.

Un departamento casi fantasma que se hace cargo de la investigaciones más complejas.
El personaje de Elena con su propio caso sin resolver, la ha convertido en una policía meticulosa y obsesiva.

Su vida personal es una gran tragedia por más que se aplique en beber grandes cantidades de grappa ( es una bebida italiana muy similar al orujo) y se solace con desconocidos en coches dentro de un parking.
Pero esto obedece a darle unas horas de tregua a su existencia. Elena no puede desconectar de la crueldad a la q está sometida : el malnacido que se llevó toda su vida por delante,  sigue libre .

Del resto de policías que acompañan al personaje principal poco que  añadir : el elenco de la BAC a mi entender, tiene tintes casi "marvelianos", el policía Zárate es el manido novato con ambiciones y el jefe de la Inspectora, un burócrata centrado en ascender.
En las víctimas, la autora no se ha empleado mucho más allá de las condiciones en las que  fueron encontradas una vez asesinadas y algunos  datos del momento vital previo a encontrar la muerte.

Si plasma bien la desintegración de la madre y el padre con la pérdida de sus dos únicas hijas.
A su larga agonía , viene a sumarse preguntas sin respuesta. ¿De quién parte tanto odio para ensañarse así con ellos... ? ¿... que mal han cometido para merecer  tanto sufrimiento? Así pasan las jornadas inmersos en ese destructivo bucle. Hasta el consuelo de saber en prisión al monstruo que  mató a Susana, su hija mayor, también les va a ser arrebatado.
La semejanza casi idéntica del asesinato de la hija pequeña con el de su hermana, obliga a la policía a enfrentarse con una posibilidad que para nada quieren contemplar, pero no pueden zafarse: quizás tengan  a un inocente en la cárcel.
Elena Blanco además de aclarar el asesinato  de la nueva víctima, tendrá que hurgar en el pasado.

Es esencial,  saber,  en qué indicios se apoyó  el  policía que llevó la investigación de la primera novia gitana y desentrañar posibles errores.
Todas estas maniobras sacarán a la superficie sucesos que, por una u otra razón ,implican a gente que un principio no iban a engrosar la lista de sospechosos.

Carmen Mola, como si de una ilusionista se tratara, va desplegando sus habilidades .  Muestra , simula.. te deja el camino casi despejado para llevarte a un culpable y tú,  pinchar en hueso.
El lector refuezas las defensas, hace recuento de lo leído : conversaciones , quien no cuenta la verdad... Pero sin éxito.

Mola no incurre en el error de hacer un vertido de originalidad en la trama que, previamente, no haya  calculado con un resultado concluyente. Su capacidad creativa  no se desboca y cada intrincada vuelta del relato es compacta. Muchos autores de este género
no dominan los compases  y les queda sobre el papel una criatura deforme.
.




Por ahora , os he asegurado un buen puñado de páginas a exprimir,  la posibilidad de desertar del libro ya queda lejos, pero aún está por ver el final.
La Novia Gitana tiene un final que salva a este libro de fusionarse con otros que,  por su poca originalidad, casi parece uno solo.
Yo destaco sobre todo que es un final  sorprendente y despiadado.

1 comentario:

  1. Saludos, no lo he leido por toda la publicidad que le han dado. Pero tu entusiasmo en la reseña me ha convencido ��

    ResponderEliminar